Los tiempos de producción, afectados también por la pandemia, nos han arrebatado la posibilidad de poder responder a la pregunta con hechos. ¿Pero qué hubiésemos podido aportar en un contexto como este?

  • Asegurar el correcto seguimiento de la medicación de todas las personas. Este factor es todavía más crucial en las personas que justamente son más sensibles a este virus: la gente pluripatológica de edad avanzada.
  • Ahora más que nunca, aportar tranquilidad al entorno de nuestro usuario, ya que validamos que el tratamiento farmacológico se sigue correctamente a distancia.
  • Aportar datos que pueden ayudar a los sanitarios a descartar al momento posibles recaídas debidas a una mala adherencia.
  • Ayudar a realizar un seguimiento de los casos detectados o sospechosos si se quedan en casa, evitando desplazamientos y mayores riesgos.
  • Agilizar el trabajo de muchas farmacias, al poder preparar la medicación de nuestros usuarios son antelación.

Y muchas cosas más. Estamos tristes por no poder aportar nuestro granito de arena en esta crisis. A la vez nos sentimos reforzados porque sabemos que nuestro servicio es diferencial y puede aportar valor por pequeño que sea. Próximamente sabréis más de nosotros,


Gracias por leernos
.